"Atrasan regreso a clases en Sonora por derrame tóxico en mina de cobre"

Atrasan regreso a clases en Sonora por derrame tóxico en mina de cobre

Varias escuelas del país no podrán iniciar clases hoy, lunes 18 de agosto de 2014, por un derrame en tóxico en la mina de cobre Buenavista.

Tras denuncia de Profeca, las mineras Buenavista del Cobre y Minera México deberán pagar 40 millones de pesos en multas. (Foto: Twitter)
Tras denuncia de Profeca, las mineras Buenavista del Cobre y Minera México deberán pagar 40 millones de pesos en multas.

Ante el posible consumo de agua contaminada por un derrame tóxico en una mina de cobre llamada Buenavista, varios niños y niñas de Sonora, que hoy debieron haber regresado a clases, tendrán que esperar hasta que las autoridades resuelvan el problema. Atrasando su ciclo escolar que debió comenzar hoy, lunes 18 de agosto de 2014.

Un total de 88 escuelas del norte de México, en Sonora, no podrán iniciar las clases este lunes, como en el resto del país, ante el peligro de que puedan consumir agua contaminada con los 40.000 metros cúbicos de ácidos procedentes de una mina de cobre que se vertieron en dos ríos de la zona, dijeron autoridades.

Se espera que en una semana los niños cuenten con agua potable en sus escuelas para poder volver a clases.

Los alcaldes de los siete municipios más afectados se reunieron el domingo para anunciar su intención de demandar a la empresa minera por los daños ocasionados y pidieron al gobierno del estado asesoramiento legal sobre la indemnización que debe solicitarse, informó el ejecutivo estatal en un comunicado.

Las cantidades de agua contaminada son muy preocupantes, pues casi sobrepasan los 40.000 metros cúbicos de ácidos y metales pesados que ahora yacen en el agua. Esto equivale al agua contenida en 16 piscinas olímpicas.

Las autoridades federales analizan sanciones que puedan imponer a la minera, pero el funcionario de Sonora, Carlos Arias, dijo que las multas en torno al millón de pesos (77.000 dólares), “no cubrirían ni el 0,01 por ciento de los daños ocasionados”.

Los niños deberán de esperar mínimo una semana para comenzar sus clases, lo que les causará un atraso en su ciclo escolar además de estar expuestos a los resultados de este desastre.