"Resumen de las investigaciones arqueológicas realizadas en México durante el 2014"

Resumen de las investigaciones arqueológicas realizadas en México durante el 2014

El INAH presentó un resumen de las investigaciones arqueológicas que se realizaron en México durante el 2014 y que podrían comprender la antigüedad del país.

INAH
El INAH detalló un resumen de los descubrimientos arqueológicos realizados en México durante el 2014. (Foto: Twitter)

Expertos afirman que algunos descubrimientos arqueológicos del 2014 podrían ampliar los conocimientos del México antiguo. A continuación se presenta un resumen de las investigaciones más relevantes que se realizaron en el país.

Descubrimientos que abren nuevas rutas en el conocimiento de las culturas prehispánicas y de los ancestros de poblaciones nativas de América se lograron en 2014 en México, resaltó el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). El INAH destacó que el Proyecto Tlalocan ya se encuentra en el umbral de las tres cámaras localizadas al final del túnel de 102 metros de longitud que corre bajo La Ciudadela. Hace dos meses se dio a conocer el hallazgo de una abundante ofrenda, la más rica hallada hasta hoy en Teotihuacan, en la antesala de estos aposentos.

Localizado a 18 metros de profundidad debajo del Templo de la Serpiente Emplumada, en el depósito se hallaron cuatro esculturas antropomorfas de piedra verde, decenas de grandes caracoles del Golfo de México y el Caribe, miles de cuentas de diversos materiales, jade de Guatemala, pelotas de hule, huesos y restos de pelo de grandes felinos, discos de pirita y una caja de madera que contenía decenas de conchas trabajadas. Con la exploración de las tres cámaras en 2015, los especialistas esperan corroborar si esta actividad ritual, realizada aproximadamente hace 1.800 años, se relacionaba con el enterramiento de gobernantes de la gran metrópoli.

Un descubrimiento revelador de 2014 lo dio a conocer el Proyecto Arqueológico Subacuático Hoyo Negro, en Tulum, Quintana Roo, dirigido por el INAH con apoyo de la Sociedad Geográfica de Estados Unidos. Luego de tres años de estudio se confirmó que un esqueleto de mujer, “Naia”, recuperado adentro de esa cueva inundada, tiene una antigüedad aproximada de 13.000 a 12.000 años. Los estudios de ADN mitocondrial lo colocan como el eslabón que vincula a los primeros pobladores de América con los grupos indígenas contemporáneos de este continente. Asimismo, por primera vez se pudo relacionar un esqueleto que tenía características faciales y craneales de un paleoamericano con el ADN de cazadores-recolectores que cruzaron el Estrecho de Bering hace de 18.000 a 26.000 años.