"Así se monta el altar de muertos en las ciudades de México"

Así se monta el altar de muertos en las ciudades de México

El altar de muertos se ha convertido en un acto común durante las celebraciones del Día de Muertos. En varias ciudades de México se hace con velas y flores.

Montar altar de muertos
En México es común que se monte un altar de muertos con velas y flores. (Foto: Twitter)

Una de las celebraciones más comunes en el Día de los Muertos es montar un altar. En varias ciudades de México se adornan con velas y flores.

A pesar de que existen diferentes formas de realizar un altar de muertos, lo más común es utilizar velas y flores. La luz que emiten las velas colocadas sobre las albarradas y los caminos tapizados con pétalos de flores silvestres, muestra la ruta para el retorno anual de las ánimas a sus hogares para el encuentro con los suyos que aun vagan en el mundo de los vivos. El hanal pixán o comida de ánimas, es un encuentro íntimo de las familias para compartir con sus seres muertos la abundancia de las cosechas en la milpa y el traspatio, pero también para recordar el sincretismo de la religión maya y cristiana.

Su práctica varía según las regiones en que se habita, pues mientras que en las ciudades como Mérida se realizan los días 31 de octubre y 1 de noviembre, en otras comunidades se celebra la semana siguiente y otras al finalizar el mes de noviembre.

El 31 de octubre es dedicado a los niños. Este día se colocan en el altar velas de color blanco, pues en el simbolismo religioso cristiano este color es símbolo de pureza, aunque también se pueden poner de muchos colores -excepto negras-, debido a que los niños son almas alegres.

Durante el desayuno se les ha de colocar agua, chocolate y panes con formas amorfas de animales, ya que se contextualiza su ambiente de alegría, por lo que también se colocan silbatos de barro o juguetes de su preferencia. Durante la comida, se les sirven alimentos sin condimentos, además de dulce de la región como calabaza, cocoyol, ciruela y nance, varias de ellas no son de la época, pero se preparan y conservan para ofrendarlas en esta época.

El día 1 de noviembre, es el día de los adultos, a quienes se les coloca un altar con velas color cafés o negras. Durante el desayuno se le pondrá café y chocolate, con panes. Durante el almuerzo se les pone su comida preferida. La ofrenda de alimentos  es muy diferente en cada comunidad. En el oriente por ejemplo se coloca escabeche, lomitos; en el sur encontramos comidas hechas con carne de gallina y verduras, mientras que en otras “lo que tienen en la mano”.

Es muy común apreciar una cruz verde al centro de estos altares y, aunque para los españoles era una cruz cristiana, para los mayas era la representación de la ceiba, columna vertebral del universo maya. Los altares son una de las formas en que se celebra el Día de los Muertos en México.