"Resumen del Festival Rock & Picnic 2014 en Nuevo León"

Resumen del Festival Rock & Picnic 2014 en Nuevo León

Moderatto y los Enanitos Verdes cerraron con broche de oro el Festival Rock and Picnic 2014, celebrado en el Woodstock Plaza.

Enanitos Verdes en Nuevo León
Moderatto y los Enanitos Verdes cerraron con broche de oro el Festival Rock & Picnic 2014. (Foto: Twitter)

De principio a fin, el Festival Rock & Picnic 2014 fue una ola musical de diferentes épocas que inundó el Woodstock Plaza.

Con coloridas luces, lluvia, diversión, un cúmulo de recuerdos, entradas agotadas y, por supuesto, rock, culminó el festival, que tuvo en la banda argentina Enanitos Verdes el colofón al maratónico espectáculo.

La actuación de la famosa agrupación, fundada en 1979, hizo vibrar los corazones de todos aquellos que esperaron con ansia su regreso.

Tu cárcel y Lamento boliviano fueron temas que prendieron el fervor de los rockeros presentes en el Woodstock Plaza, incluso los argentinos se unieron a Moderatto, que les antecedieron en actuación, para cantar Que no quede huella.

La banda comandada por Bryan Amadeus ya había dejado encendida la hoguera musical con temas de su reciente disco como Amor prohibido, Como quien pierde una estrella y Volver, volver.

La lejanía del lugar y las amenazas del mal tiempo no mermaron el ánimo de los cinco mil fanáticos (cifra oficial) que asistieron a empaparse de nostalgia, recuerdos y diversión a ritmo del rock.

Desde las 12:00 (hora local) fueron llegando entusiastas amantes de la música para disfrutar del evento que reunió la música actual con la de los 80, 90 e inicios del 2000.

Rebel Cats y Rostros Ocultos abrieron el evento con sus característicos géneros que hacen bailar a más de uno; la banda de antaño y el joven grupo unieron sus ritmos para interpretar La chica Rockabilly.

Los Románticos de Zacatecas llegaron para interpretar el himno del festival: Si tú estás lejos, mismo que fue coreado por el público.

La afluencia comenzó a aumentar con la actuación de Coda, que atrajo a todos aquellos que alguna vez han hecho uno de sus éxitos parte de su vida.

Para cuando los enmascarados de A Band of Bitches pisaron el escenario, el público ya había abarrotado el lugar en total éxtasis y, a pesar de la ligera lluvia que comenzó a caer, bailaron e interpretaron sus éxitos como nadie.

Una fusión de funk, rap, hip-hop y rock, atrapó a los asistentes con la llegada de Illya Kuryaki and The Valderramas, el dúo argentino que sin lugar a dudas hizo vibrar todo el lugar.

Fue al comienzo de la actuación de Hello Seahorse! cuando la multitud saturó los alrededores del escenario, haciendo casi imposible poder moverse durante la presentación.

La banda, una de las más jóvenes del evento, deleitó a sus oyentes con la melodiosa voz de Denise, su vocalista, quien con sus movimientos consiguió más de un Te amo de los fanáticos enamorados.

Los corazones de los asistentes vibraron cuando Duncan Dhu pisó por primera vez un escenario en la ciudad para satisfacer con su característico estilo a todo aquel que soñaba con verlos alguna vez totalmente en vivo.

El himno En algún lugar fue el más coreado de la noche por chicos y grandes, e hizo desbordar de emoción a los enardecidos seguidores que con arrebato movían de un lado a otro sus brazos.

La locura, el éxtasis y la adrenalina fueron el detonante durante la presentación de Moderatto, que ofrecieron un espectáculo diferente al que suelen dar, pues estrenaron algunas canciones de su nuevo disco “Malditos pecadores”.

De mí enamórate y otros clásicos fueron interpretados por los rockeros que con una lluvia de papeles de colores envolvieron al público y plasmaron su inigualable actitud.

La espera terminó para aquellos que asistieron principalmente para recordar viejos tiempos con Enanitos Verdes, pues pasando ya la media noche, los músicos arribaron al escenario.

Una ola de recuerdos trajeron sus éxitos a los cientos de fanáticos que gritaban emocionados al comienzo de las melodías, pues todas las conocían, chicos y grandes disfrutaron al máximo la presentación, pues para conocer una de sus canciones no importaba la edad.

Mil horas, La muralla verde, entre otros fueron los temas que dieron vida al exitoso final del evento.

Las diferentes actividades que ofrecía el evento también fueron saturadas por los asistentes, el Picnic se convirtió en un verdadero espacio de convivencia y tranquilidad, mientras el Discorama hizo toda una fiesta en sus adentros.

Una parte del público decidió esperar la presentación de su banda favorita con una película y palomitas en el Cinema al aire libre; mientras otros decidieron hacerlo disfrutando de los diferentes videojuegos que ofrecían las máquinas del Arcade Center.

Fue así como en medio de una total convivencia con la naturaleza, cinco mil personas disfrutaron del buen rock, cine, comida y de mucha diversión.

La emoción y satisfacción de haber vivido un concierto totalmente diferente que les trajo buenos recuerdos y diferentes experiencias, hizo que los asistentes pudieran regresar a casa satisfechos por el maratónico concierto.