"Barbosa rechaza violencia en protestas por normalistas de Ayotzinapa, noviembre 2014"

Barbosa rechaza violencia en protestas por normalistas de Ayotzinapa, noviembre 2014

El presidente de la Mesa Directiva del Senado, Miguel Barbosa Huerta, condenó los actos de violencia ocurridos durante las protestas por Ayotzinapa.

Miguel Barbosa Huerta, presidente de la Mesa Directiva del Senado
Barbosa Huerta condenó los actos de violencia ocurridos durante las protestas. (Foto: Notimex)

Miguel Barbosa Huerta condenó la violencia de grupos minoritarios en las marchas en apoyo a los familiares de los normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en Iguala, Guerrero, el pasado 26 de septiembre.

“Identifiquemos perfectamente que los hechos vandálicos son de unos cuantos, por tanto hay que expresar nuestro respeto a las miles de mexicanas y mexicanos que se manifiestan en las calles solidarizándose con las familias de los normalistas de Ayotzinapa”.

En un comunicado, recordó que es obligación del Estado garantizar la libre expresión, el libre tránsito, los derechos de quien legítimamente se rebela contra la injusticia, pero también debe asegurar la preservación del orden público.

Opinó que el ejercicio responsable de la autoridad consiste en hacer cumplir la ley y respetar los derechos humanos y por ello confió en que “la autoridad no caiga en la tentación de impedir formas de libre expresión y de libre tránsito”.

En ese sentido, Barbosa Huerta destacó la necesidad de concluir la investigación del caso Iguala, presentar los resultados de ésta y consignar a los responsables por los delitos que correspondan, además de desmantelar las bandas criminales que operan en Guerrero.

Al respecto, el perredista dijo que es indispensable una reforma a fondo de las instituciones policiales, de tal forma que las corporaciones estatales queden bajo el mando de una policía nacional.

El presidente del Senado llamó a la sociedad a solidarizarse con los familiares de las víctimas de Ayotzinapa, “todos debemos exigir la continuación de las investigaciones, el esclarecimiento de los hechos y el fincamiento de responsabilidades”.

Además, abundó, toda acción penal debe estar acompañada de investigaciones en ministerios públicos, integración con pruebas, consignación a jueces y detener a quienes sean los responsables.