"¿Normalistas de Ayotzinapa desaparecidos fueron asesinados?"

¿Normalistas de Ayotzinapa desaparecidos fueron asesinados?

La identificación de los restos de Alexander Mora, uno de los 43 normalistas de Ayotzinapa, fortalece la tesis de que los desaparecidos fueron asesinados.

Jesús Murillo Karam, procurador de México
La identificación de los restos de Alexander Mora refuerza la teoría sobre el asesinato de los normalistas. (Foto: Notimex)

La Procuradoría General de la República (PGR) confirmó este domingo que los restos óseos calcinados analizados corresponden a Alexander Mora Venancio, uno de los 43 normalistas desaparecidos en los hechos violentos del pasado 26 de septiembre en Iguala, Guerrero.

El procurador mexicano, Jesús Murillo Karam, dio a conocer los resultados de los estudios de ADN realizados por la Universidad de Innsbruck, en Austria, y que fueron comparados con los perfiles genéticos de todos los familiares de los jóvenes desaparecidos.

“De acuerdo con el resultado emitido por la Universidad de Innsbruck la muestra ósea del estudio corresponde a Alexander Mora Venancio, estudiante normalista de 21 años, quien pertenece al grupo de desaparecidos en los hechos del 26 de septiembre en Iguala”.

La identificación de los restos óseos de Mora Venancio fue divulgada el sábado por los estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa, quienes lo publicaron en su página de Facebook, y ratificada más tarde por Felipe de la Cruz, dirigente de los padres de los jóvenes desaparecidos.

La hipótesis del homicidio de los normalistas fue dada a conocer el 7 de noviembre por el mismo Murillo Karam, quien aseguró que tres de los arrestados confirmaron que los estudiantes fueron asesinados y calcinados por el cártel de Guerreros Unidos en un vertedero de basura en Cocula.

Murillo recordó que los mismos criminales explicaron que los restos calcinados, después de 13 o 14 horas, fueron recogidos y depositados en bolsas de plástico y arrojados al río San Juan, en donde agentes federales localizaron una de las bolsas con 17 fragmentos óseos, que fueron enviados a la Universidad de Innsbruck para su estudio.

El procurador General de la República concluyó que esta “prueba científica confirma que los restos encontrados en una de las escenas coincide con la evidencia de la investigación y con la declaración ministerial de los detenidos”.

Murillo Karam señaló que la “identificación positiva de ADN, unida al resto de la evidencia y las declaraciones ante el Ministerio Público de la Federación por parte de los inculpados, refuerza la reconstrucción histórica de lo acontecido en Cocula”.

Horas más tarde, en rueda de prensa los padres de los desaparecidos pidieron a las autoridades no cancelar la búsqueda de los restantes 42 jóvenes y nuevamente pusieron en duda la versión del procurador.

El asesor legal de los padres de los jóvenes desaparecidos, Alejandro Ramos, afirmó en rueda de prensa que los familiares aceptan los resultados de las pruebas del laboratorio de la Universidad de Innsbruck en Austria, pero rechazaron “la teoría del caso”. “Creemos que la búsqueda en vida debe seguir, es solo una hipótesis que no está plenamente probada”, señalaron.