"Abuso sexual a niños en el centro para rehabilitación de adictos en Saltillo"

Abuso sexual a niños en el centro para rehabilitación de adictos en Saltillo

Un nuevo caso de abuso sexual a niños se dio a conocer en el centro para rehabilitación de adictos en Saltillo, el cual indica que su director “Papá Polo” cometía los actos.

Abuso sexual niños centro rehabilitación adictos Saltillo
Alrededor de 42 menores fueron rescatados del centro de rehabilitación para adicots. (Foto: Twitter)

Según  autoridades de Coahuila, un nuevo caso de abuso sexual a niños se dio a conocer, en el que están implicados 42 menores. Al parecer los hechos se dieron en el centro para rehabilitación de adictos en Saltillo.

Medios locales indicaron que autoridades del Gobierno de Coahuila (norte) intervinieron dos centros para rehabilitación de adictos en Saltillo, la capital estatal, a raíz de las denuncias hechas contra su director, Hipólito Vásquez Pérez, conocido como “Papá Polo“.

El diario Milenio reportó hoy que Vásquez fue detenido el jueves por la denuncia de uno de los internos del centro Fundación Jóvenes Saltillo, quien lo acusó de abuso sexual. Tras su captura se sumaron otras denuncias, que involucran también a Benito Juárez García, al parecer subdirector del centro.

Con base en las acusaciones, agentes de la Procuraduría de General de Justicia (Fiscalía) y de otras dependencias del Estado realizaron una operación en el albergue, ubicado en el barrio Postal Cerritos de la ciudad, donde rescataron a 35 menores, que en el transcurso del jueves y el viernes fueron entregados a sus familiares.

A su vez, el periódico Vanguardia de Saltillo informó que según la Procuraduría de los Niños, Niñas y la Familia, seis mujeres y cuatro varones rescatados de los dos locales refirieron haber sufrido algún tipo de violencia física, psicológica o sexual.

Según la Fiscalía, Vásquez exigía entre 8,000 y 30,000 pesos (2,266 dólares) a las familias de los internos para que estos fueran liberados.

El caso sigue al que surgió el 15 de julio pasado, cuando agentes federales intervinieron el albergue La Gran Familia en Zamora, estado suroccidental de Michoacán, con base en denuncias sobre privación de la libertad, abusos sexuales y maltratos cometidos allí.